Cambio de planes...


Era un día bonito y soleado, aunque con algo de viento... ¿Por qué no aprovechar la tarde con una salida al parque? Después de todo, las tardes de invierno con sol hay que aprovecharlas al máximo.

Cuando por fin estuvimos listos para salir (¡no puedo bajar de los 50 minutos de preparativos!) el viento cambió y una inesperada tormenta de nieve (con viento frío y unos copos de 3 cm de diámetro!!) nos hizo desistir de la idea. ¿Cómo cambiar de planes de algo tan divertido como el parque, su telaraña y tobogán gigante? Difíciles de igualar o superar....
La solución: jugar al "cuervo" como dicen mis niños (Orchard, es su nombre técnico). Es un juego que llegó a nuestra casa el verano pasado y la verdad nos encanta por varias razones:
 - podemos jugar como familia
- las piezas de madera y las cestitas de mimbre son un encanto
- los niños pueden aprender los colores (en inglés, en castellano) y los nombres de las frutas (idem)
- y lo más importante: no es competitivo. Es un juego de equipo que favorece la cooperación, no la competencia.

¿Qué os puedo decir? Nos encanta!! Lo recomiendo ampliamente...

1 comentario

  1. Tenemos ese juego, pero en la versión que hay para los más peques. Por ahora jugamos a meter las frutas en la cesta, jaja, pero todo llegará...

    Si te gustan los juegos cooperativos, mira Woolfy de Djeco, es genial!

    Un abrazo

    ResponderEliminar

© Fanny at Home • Theme by Maira G.