Plastilina casera

Hola!! Hoy en casa hemos hecho plastilina casera. La verdad que no es algo con lo que a mis niños les encaaaaaante jugar. Al menos, no es algo con lo que jueguen a menudo. Cuando lo hacen lo disfrutan plenamente y cuando lo piden, se los ofrezco gustosa. 

Hacía bastante que no mostraban interés, pero hoy parece que se han acordado y nos hemos puesto manos a la obra a preparar varios colores pues llevaban tantos meses sin jugar con ella que la última versión había pasado a mejor vida. 

Encontraréis varias recetas y formas de hacerla en la web (con y sin necesidad de cocinar). He probado varias, pero la que mejor me funciona es esta en la que sí es necesario cocinar. ¿Por qué la prefiero? Aunque es un poco más de trabajo queda más moldeable (y con aspecto de plastilina, no de masa) y dura más tiempo. Lo que NO he conseguido con esta versión es no quemarme las manos al amasar! ¡¡Jiji!!

Bueno, no me enrollo más y aquí va la receta:

Ingredientes:
* 1 taza de harina
* 1/2 taza de sal
* 1 taza de agua
* 1 cucharada sopera de aceite de girasol
* 1 cucharada sopera de cremor tártaro (dicen que es opcional y es un ingrediente difícil de conseguir. La he probado sin él cuando no he tenido en casa y en mi opinión la diferencia se nota)
* colorante alimentario (cantidad necesaria)


Preparación:
En una cacerola, combinar agua, aceite, cremor tártaro, sal y colorante. Calentar.
Retirar del fuego e incorporar la harina.
Mezclar y amasar (agregar más colorante si es necesario).

Consejitos:
 - Con las medidas que os he pasado podéis hacer un color a la vez. 
- Ojo! Tened cuidado de no entregar a los niños la masa cuando aún está caliente!
- Conservación: en tuppers bien tapados o en bolsas tipo ziploc (duran unos meses)

Porque los superhéroes también necesitan jugar de vez en cuando! ;)

Que tengáis un buen HOY!

1 comentario

© Fanny at Home • Theme by Maira G.