Ser mamá de gemelos

Hace unos días, participando en familia de un taller de cerámica, mi marido nos hizo esta foto. Al principio me dije: "¡qué pena, ha salido movida!". Pero mirándola bien, creo que la foto es perfecta.
Pienso que comunica tanto sobre nuestra realidad, sobre mi experiencia de ser madre de gemelos. ¡Simplemente me encanta! Seguramente si hubiese sacado el mismo tipo de foto hace un año, o dos, o tres, la foto NO habría sido muy diferente a esta. Una foto en movimiento. Una foto intentando abarcar, atender, ayudar, nutrir a todos al mismo tiempo y de la mejor manera. Intentando cubrir necesidades muy similares en simultáneo.

Sé que no es un gran mérito. Realmente admiro a las madres de familias numerosas con 3, 4 y más hijos! Creo que podrán identificarse de alguna manera con lo que digo, sobre todo si han tenido a dos de ellos muy seguidos (¡¡eso sí que me parece más difícil que tener gemelos!!). Simplemente observo que hay algo singular en el hecho de experimentar la maternidad de dos (o más) a la vez. O quizás sea que convertirme en madre de mellizos me ha dado la habilidad de hacer varias cosas al mismo tiempo sin perder la cabeza en el intento. Algunas dicen que es una habilidad innata que poseemos las mujeres… Realmente no recuerdo si la tenía antes de ser madre. Sí creo que he aprendido a convivir en la paradoja del caos ordenado (o del orden caótico, lo que os guste más!)… A dejar leudando la masa mientras leo un cuento. A tener una reunión de trabajo mientras los niños hacen deporte. A leer el periódico antes de irme a la cama. A hacer una oración mientras conduzco o cargo el lavavajillas. A ser "interrumpida" miles de veces y al final del día -no sé cómo- darme cuenta y tener la satisfacción de que hice todo lo que tenía que hacer. 
Al menos todo lo realmente importante. 
O quizás ser madre de gemelos me ha ayudado a discernir esto último.

4 comentarios

  1. Me encantó la foto también! y todo lo que decís! Es tal cual, y lo refleja!!!!! :) Sos una gran madre! Te mando un bes muy grande!

    ResponderEliminar
  2. yo sí creo que es un gran mérito!
    me encantó tu visión/reflexión!
    besos

    ResponderEliminar
  3. como te entiendo! tengo mellizos de casi 7 y otro de 4... la diferencia de atender a 3 niños y de atender mellizos es que ellos están en la misma etapa y en general sus necesidades, atención, demanda, etc son las mismas... recuerdo que uno de ellos siempre me pedía upa y el otro miraba como diciendo también quiero y ahí siempre era dificil satisfacer a los dos... ahora cuando hacen las tareas decidí separarlos y lo hacemos en general en momentos diferentes... uno va a aprendiendo y también organizandosé en el caos...
    un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Vicky!! Que lindo tu comentario! Un beso!!

      Eliminar

© Fanny at Home • Theme by Maira G.