Our Story quilt

Como os contaba, llamé a este quilt (el último que hice terminé) "Our story" quilt. Le puse este nombre porque algunos de los rectángulos que componen la manta, contiene viejos bordados que hablan de nuestra historia.
La historia del noviazgo entre mi marido y yo, la historia de los primeros años de matrimino, y nuestra historia ya con niños (pues algunos "bordados" son suyos). Y tenía todos esos bordados guardados o en marcos pero sin colgar pues con los años mi gusto por la decoración ha ido cambiando. Me pareció que era necesario hacer toda esta historia más visible en la casa, pero no sabía cómo encajarlo con mi estilo actual. Una manta (o quilt) fue la solución para unficarlos a todos e integrar a cada uno en una gran narrativa.
Ahora mientras subía las fotos para publicarlas, me di cuenta más claramente de lo imperfecta que quedó. No está "prolija" (tanto me machacaron en el colegio con esta palabra y cuando me vengo a vivir a este país ni siquiera existe en el vocabulario cotidiano de la gente, ni saben lo que significa!), tiene telas nuevas y telas viejas, las líneas no están rectas, no coinciden los rectángulos… en fin. Casi que me arrepiento de subirla al blog. Pero luego pensé: si así ha sido nuestra historia! Ha sido imperfecta, con manchas, con "baches" (obstáculos), con hilachas. Y quizás por eso es bella. Al menos para mí lo es. No la cambiaría. Creo que es humana, es tierna, es bella, tiene algo para contar al mundo dentro de su imperfección. Así que aquí estoy y me tomo el permiso de enseñar un poquito de nuestra historia. 
Este bordado se lo regalé a mi esposo mientras éramos novios. Creo que fue uno de los primeros que le hice y le tengo un cariño especial. 

Este lo hicieron mis niños (no sé cual de ellos! ¡mala madre!) cuando empezaron a experimentar con bastidor, hilo y agujas. Para mí es una obra de arte!

Este lo hice durante el tiempo de respuesta en un taller sobre espiritualidad infantil inspirado en el método Montessori. 

Este y el de abajo los hice cuando estaba planificando y soñando con empezar mi propio hogar. 

 Este fue en unas vacaciones.

Y así quedó terminada.

Y ya forma parte de nuestra sala donde vemos pelis en familia.  

Seguramente habréis visto por internet esa historia de los japoneses que cuando se rompe una vasija la restauran con oro. Creo que el concepto tiene el nombre (por si a alguna le interesa o me corrige de lo contrario) de Wabi-Sabi. La idea es que lo interesante no es disimular las grietas o las rupturas, sino justamente lo contrario: resaltarlas con oro, pues para ellos cuando algo sufre un daño o una ruptura, su historia se vuelve más bella.
Total, que inspirada en los japoneses, os presento mi "story quilt" así, imperfecta, con errores, con historias que contar. Y Bella. 

¡¡Espero que os sirva de inspiración!!

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Fanny at Home • Theme by Maira G.