Con escala en Boston



Hoy es mi cumpleaños. Y el año pasado cumplí 40. (O sea, no sigan contando, jeje). Y hace unos años, había empezado una lista titulada "40 cosas para hacer antes de los 40". No pude terminarla, creo que ni llegué a los 30.  Lo cual me hizo sentir agradecida.
Darme cuenta de que llegando a los 40 estaba realmente satisfecha con mi vida. Pero una de las cosas que sí había en mi lista era conocer Boston. No me preguntéis por qué. No era un capricho ni algo que me quitaba el sueño, pero si algún día se daba, yo encantada. ¡¡Y se dio!!! Justo coincidió que por trabajo teníamos que hacer un viaje a los EEUU y buscamos de hacer las combinaciones para que coincidiera con una parada de unos días en Boston. Y fue así que mi regalo de los 40 consistió en pasar unos días en esta hermosa ciudad!! Aún no puedo creerlo y a un año de este viaje, os comparto algunas de las fotos de este regalo maravilloso. Sin más preámbulos, aquí va "BOSTON según yo"
 Winter street. 

Pumpkins por doquier! Siempre digo que nací en el hemisferio equivocado! Porque me encanta que desde hace 15 años mi cumpleaños es en OTOÑO y no en primavera!! 

Quincy Market! Adrenalina a la hora de comer! 

Por fuera 

El metro (T line) que nos llevó y nos trajo a todos lados

Cansados de caminar y de sacarse fotos pero había que hacer una con John Harvard! 

Sillas de colores en el patio de Harvard. A quién no le habría gustado el recreo aquí? 

Librería en Harvard. Mi cara es porque estoy dramatizando el cuento! ;) 
Downtown

Children's museum

Tea Party Museum! (No podía rime sin visitarlo!)

Y lo celebramos tomando el té! A lo Alicia en el País de las Maravillas! ;)
Me encantó todo, pero si os soy sincera, lo que más me gustó fue la casita que nos acogió esos días!!  ¡¡Y es que me encanta estar en casa! Y si me "prestan" una casa, fue como jugar a la casita! ¿Qué mejor regalo de 40? Jiji!! Alquilamos por AIRBNB, no sé si os suena. Nos resultó excelente y perfecto para nuestra familia! Estaba ubicada en el barrio de Cambridge y si bien era un poco lejos del centro, estaba muy bien comunicado y muy cerca de Harvard. 
¡Todo perfecto! Juegos para los nenes, hasta un piano y una guitarra! Mucho arte de niños en las paredes, juguetes de madera y peluches para elegir. Los niños estaban fascinados! 



Hermosa deco, hermosos colores, no quería salir de ahí ! Jaja! De hecho el primer día, nos quedamos todo el día en casa, tomando posesión del lugar! 

la habitación de los peques. Perdón la cama sin tender! 

la habitación principal (montones de libros para elegir!)

La entrada

El otoño en las calles 



Y en las copas de los árboles 



Los niños me hicieron sus regaliltos (y sí, me llevé los banderines hechos por mí! Algo que no falta en nuestros cumples familiares!) 


 la torta de chocolate con arándanos, frambuesas y fresas. Riquísima! 

Y soplamos las velitas!

Tarjetas y palabras dulces de amigos y familiares, que el padre de la casa se ocupó de ir recogiendo en secreto (Y ya sabéis - o por si os habéis despistado- que no sale en las fotos a pedido expreso del interesado. Esas quedan en la colección personal)

2 comentarios

  1. ooohhhh, me encanta esa casa a mí también ;)
    Nosotros también usamos Airbnb para encontrar alojamiento en Berlín y nos gustó la experiencia, repetiremos seguro
    Felices 40+1, Fanny!

    ResponderEliminar

© Fanny at Home • Theme by Maira G.