Taller creativo: La historia de una zanahoria

Esta es la historia de una zanahoria. Bueno, es la historia de una semilla. De una semilla que tardó dos años en crecer. Este año no plantamos zanahorias en nuestro huerto (sí el año pasado), y sin embargo un día, la tierra nos devolvió una zanahoria. UNA zanahoria. Los agricultores experimentados -no es mi caso- podrán pensar "menudo fracaso". Sin embargo para mí esta zanahoria representa una victoria enorme. Representa aprendizaje, resiliencia, esperanza y crecimiento. 

Esta la historia de manos llenas de barro, plantines, tierra, espera, paciencia, nacimiento, crecimiento, fruto. También es una historia de cansancio, intentos, frustración, lucha, fracasos. Es una historia que habla de la vida. LA VIDA. Y es también una metáfora de MI vida. 
Estoy de acuerdo con Anne Lamott cuando dice que el jardín (el huerto) es una gran metáfora de la humanidad, que nos permite explicar lo desconocido en términos conocidos.  Y el jardín (el huerto) es la vida y la belleza y la impermanencia de todas las cosas vivientes. El huerto es alimentar a tus hijos, proveer comida para tu tribu. Es ganar, y abastecer a la sociedad de cosas superiores, y es demostrar que tienes buen gusto, y buenos valores, y que trabajas duro. 
Y te vuelcas a ello, lo cuidas mucho, te preocupas, y ves de cerca el nacimiento, y el crecimiento y la belleza, y el peligro y el triunfo... Y luego todo se muerte otra vez, ¿verdad? Pero sigues adelante y lo vuelves a hacer. ¡Qué gran metáfora! Me encanta!! 
No soy una gran agricultora ni horticultora. Voy aprendiendo sobre la marcha y me encanta el proceso porque refleja también lo que pasa dentro mío. En mayo, por tercer año consecutivo, plantamos nuestro huerto. Lo vi crecer y transformarse...
De esto...

A esto...

Y luego a esto...

Y esto...

Y un día descubrimos esto...
Y recogimos esto...
Y esto.

También hubo esto...

Que se convirtió en esto...

Y luego esto...

Y otro regalo más...

Y un día, sin esperarlo, y POR PURA GRACIA, apareció ESTO. Un regalo del cielo y de la tierra.

Ahora empieza el otoño y todo vuelve a morir. La tierra descansa y parece que no pasa nada... Pero el otoño y el invierno son necesarios, para que en la primavera la vida vuelva a surgir otra vez.
Qué bella metáfora.

Que hoy crezcas allí donde has sido plantado/a. 


Que esperes con paciencia el nacimiento, el crecimiento y su fruto.
Que puedas maravillarte de los pequeños cambios cotidianos.
Que recibas con alegría los regalos inesperados, por GRACIA.
Que de la muerte de las semillas al enterrarse en lo profundo de la tierra, resurja nueva vida.

¡¡Que tengas un buen día!!

"Todo lo que existe en el mundo es porque alguien lo declaró posible
y tomó acciones para que ocurriera."
(autor desconocido)

No hay comentarios

Publicar un comentario

© Fanny at Home • Theme by Maira G.